En la actual sociedad de la comunicación, el uso y extensión de las nuevas tecnologías ha abierto un abanico de posibilidades sin parangón con respecto a la aplicación de las mismas en muy diversos ámbitos y contextos (sociales, laborales, etc.). Sin ir más lejos, la investigación e intervención psicológicas han empezado a incorporar de manera significativa el uso de estas tecnologías con diferentes fines: diseño de programas de intervención frente a diversas patologías, elaboración de técnicas educativas en el ámbito escolar y familiar, mejora de las herramientas de comunicación y organización de las empresas, etc. De hecho, el número de congresos y eventos profesionales referidos a esta temática ha ido creciendo de manera exponencial por todo el mundo en los últimos tiempos.

Sin lugar a dudas, con la era de las nuevas tecnologías se han ido configurando nuevas realidades a las que, entre otras disciplinas, la Psicología debe de hacer frente de manera inexcusable. Y si bien los beneficios que nos ofrecen herramientas como Internet o la telefonía móvil no pueden ser obviados, también lo es que un mal uso de las mismas puede tener consecuencias poco deseables. Efectivamente, no todo son bondades en el uso de las nuevas tecnologías. En este sentido, hoy día es frecuente encontrar noticias en los medios de comunicación que hacen alusión al uso y abuso de las nuevas tecnologías, sobre todo, entre los más jóvenes.

Aunque el problema también se encuentra entre los adultos, éste es un fenómeno que afecta de manera mucho más marcada a los jóvenes y adolescentes. Para muchos investigadores, las razones se pueden encontrar en que los chavales están mucho más habituados al manejo de las nuevas tecnologías en su cotidianidad, suponiendo también un elemento importante de identidad e integración entre el grupo de iguales. Para no pocos psicólogos, los aparatos electrónicos como el ordenador, el teléfono, etc., se están convirtiendo entre muchos adolescentes en un fin en sí mismo y no en un medio. En este sentido, tecnoadicción, tecnófilos o generación finger, son términos que si bien no están recogidos en los manuales diagnósticos profesionales al uso, han empezado a ser de uso cotidiano en los medios escritos y televisivos. Más allá de lo acertado o no de estas categorías, parece que el mal uso y abuso de las nuevas tecnologías es una preocupación creciente en nuestra sociedad.

Haciéndose eco de todas estas cuestiones, Infocop Online ha querido entrevistar para sus lectores a D. Guillermo Cánovas, Presidente de la organización Protégeles, una entidad que, entre otras labores, vela por los derechos e intereses de los menores frente a los medios de comunicación. En esta entrevista, Cánovas habla del fenómeno de las conductas adictivas frente a las nuevas tecnologías, de los resultados de las investigaciones que han realizado con menores y del papel que la Psicología puede desempeñar en el abordaje de esta nueva realidad.

MENORES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS - ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE PROTÉGELES

Artículos Relacionados
ADICCIÓN AL CIBERSEXO- ENTREVISTA A RAFAEL BALLESTER
NUEVAS ADICCIONES: ¿ADICCIONES NUEVAS?
I CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE NUEVAS FRONTERAS EN LA COMUNICACIÓN HUMANA. ADICCIONES TECNOLÓGICAS: ¿MODA O TRASTORNO?, 7 Y 8 DE MARZO DE 2008
RELACIONES SOCIALES EN INTERNET
MENORES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS - ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE PROTÉGELES
NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA LA EDUCACIÓN EN LA ERA DIGITAL
EL "ENGANCHE" A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS
EL ABUSO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA ADOLESCENCIA PUEDE GENERAR LUDOPATÍA EN LA VIDA ADULTA
APLICACIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN PSICOLOGÍA