Exponer a los niños a demasiada televisión desde una edad temprana, puede dañar su capacidad para interpretar situaciones sociales; así lo afirma un nuevo estudio titulado The Relation Between Television Exposure and Theory of Mind Among Preschoolers (La relación entre la exposición a la televisión y la Teoría de la Mente entre preescolares).

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.), se realizó con el objetivo de explorar la relación entre la exposición a la televisión y el desarrollo de la Teoría de la Mente en la etapa preescolar.

Para tal fin, se entrevistó a 107 familias con niños menores de 6 años y se recogieron datos relativos al número de horas que pasaban los niños frente a la pantalla, el tipo de exposición (directa o indirecta), o si tenían un televisor en su dormitorio. Posteriormente se evaluó la capacidad de estos niños para inferir estados mentales –como creencias, sentimientos e intenciones- en otras personas.

Los resultados indicaron que, tanto los niños expuestos de forma indirecta a una gran cantidad de programas televisivos como los que tenían un televisor en su dormitorio, obtuvieron peores resultados en las evaluaciones, mostrando dificultades para comprender las creencias y deseos ajenos.

Los investigadores concluyeron que el hecho de ver demasiada televisión en detrimento de la interacción real con otras personas influye de forma negativa en el desarrollo de la Teoría de la Mente, lo que conlleva, a su vez, problemas en el funcionamiento social.

Tal y como señala la autora principal, Amy Nathanson, "Los niños con las teorías de la mente desarrolladas son más capaces de participar en relaciones sociales. Estos niños pueden participar en interacciones más sensibles y cooperativas con otros niños, y son menos propensos a recurrir a la agresión”.

Fuente: The British Psychological Society

Artículos Relacionados
El COP Madrid asesora al canal de televisión infantil FAN3
Un estudio revela que la televisión influye en la autoestima de los niños
¿QUÉ TELEVISIÓN SE OFRECE A LOS NIÑOS? LA PROGRAMACIÓN TELEVISIVA INFANTIL EN CUESTIONAMIENTO